Los idiomas, así como la competencia oral en los mismos, parecen actualmente un elemento fundamental para completar una formación académica excelente en nuestros alumnos. Un entorno académico y profesional internacional y globalizado exige de los futuros líderes, no sólo titulaciones específicas de diferentes idiomas, sino una competencia en expresión oral que les permita relaciones fluidas y seguras en un idioma que no es el materno.

Las pedagogías, así como los métodos específicos actuales favorecen este aprendizaje de manera mucho más natural que hace años, pasando de un aprendizaje memorístico, de repetición y traducción propio de décadas anteriores, a un aprendizaje vivencial y espontáneo que permite asimilar otros idiomas a través de la propia experiencia. Antes de nada, ¡comunicación! Pero empecemos por el principio.

El periodo sensitivo para el aprendizaje de un idioma abarca de los 0 a los 6 años, alcanzándose su momento cumbre a los 2 años. Esto significa que cognitiva, física y psicológicamente tienen una sensibilidad especial para su aprendizaje, por lo que una exposición a los mismos -no sólo como meros espectadores-, favorecerá en gran medida su desarrollo.

Paralelamente parece fundamental generar entornos de comunicación, tanto en la familia como en el colegio, que favorezcan una expresión oral segura y fluida, que permita que el niño disponga de sus tiempos de expresión inicialmente en el idioma materno. Será por su parte el profesorado el que deberá convertir el aula en un lugar donde la comunicación se conciba como un elemento fundamental para aprender. La experiencia o vivencia es la mejor oportunidad de aprendizaje. De esta manera, debemos ofrecer a nuestros alumnos, desde su escolarización en Primer Ciclo de Educación Infantil, experiencias de calidad y en cantidad que les permitan una expresión fluida y desinhibida tanto en castellano, como en euskera e inglés.

Los entornos de expresión

En el Infantil de Gaztelueta trabajamos las praxias bucales, que nos permiten ejercitar y agilizar los órganos que intervienen en el lenguaje oral. Esto nos permitirá corregir fonemas más complejos y asentar estereotipos correctos de articulación a través de divertidos juegos rápidos, dinámicos y repetitivos. Ganar en dicción les hará ganar en seguridad y minimizar dificultades asociadas tanto a la expresión oral directa, en pequeño o gran grupo. Asimismo metodologías como Jolly Phonics les permiten interiorizar y normalizar fonemas que hasta ahora les eran ajenos para incorporarlos en su progresiva expresión en inglés en el propio aula. Desde expresiones y vocabulario cotidianos en la comunicación con profesorado y compañeros, hasta dinámicas específicas con profesorado nativo en el Speaking Corner les permitirán ganar en competencia oral en inglés para ir asumiendo proyectos más exigentes en las siguientes etapas.

Desde el departamento de Euskera abordamos su perfil más artístico con la preparación de pequeños Antzerkiak -representaciones teatrales, en nuestro caso basadas en cuentos clásicos- que nos permitan ir ganando en vocabulario y estructuras para trabajar la fluidez verbal. En el aula se fomentará la progresiva expresión en el idioma sin ser este el objetivo en sí mismo, si no el vehículo para lograr aprendizajes a otros niveles. La mintzapraktika (o práctica de expresión oral) va ganando protagonismo dentro y fuera de nuestras aulas.

Y, por supuesto, la expresión en castellano estará presente desde sus estadios más incipientes hasta la habilidad para hablar en público. Oportunidades de expresión en la asamblea diaria, las rutinas en el aula, teatros, cuentos, descripciones, verbalización de sentimientos y emociones o el Libro del Protagonista en el que los alumnos comienzan a desarrollar su competencia oral ante sus compañeros tratando de ofrecer un vocabulario y expresiones más ricas al tener lugar esta actividad en su lengua materna.

Nuestra apuesta firme por un modelo trilingüe pasa por tanto por una inmersión natural y vivencial en los idiomas desde el comienzo de la escolarización, asumiendo el aprendizaje de un idioma y su competencia oral como uno de nuestros retos y objetivos prioritarios y entendiendo éstas como aptitudes fundamentales en los líderes del futuro.

 

Estíbaliz Somalo es profesora de Educación Infantil, pedagoga y experta en educación familiar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *